domingo, 27 de octubre de 2013

Con Mozart me pongo más ingenioso y prendido dice Fernando Delgadillo

Fiel a su independencia, Fernando Delgadillo ha conseguido construir una carrera sólida. Como trovador, ha grabado 14 discos, siendo 'Tiempo de ventanas' el más reciente y cuyas canciones presento el pasado 22 de septiembre en el Teatro Metropólitan.



¿QUÉ ES LA MÚSICA?

Beethoven la definía como el estado de ánimo del autor. En mi caso, los acordes son palabras. La música es un lenguaje que trasciende a los humanos por medio de sonidos y silencios.

¿REQUIERE OFICIO O VOCACIÓN?

En mi caso vocación. Mi papá tocaba la guitarra y cuando era niño lo veía tan contento que quería hacer lo mismo. No había reuniones sin música y observar a la gente cantando la misma canción me parecía una forma extraordinaria de poner de acuerdo a las personas.

¿HAY MÚSICA BUENA Y MALA?

No hay música mala. Hay temas con pocos recursos y que no aportan nada al ser humano. En cambio, me sucede que cuando escucho a Mozart me pongo más ingenioso y prendido.

¿LA DISLEXIA TIENE ALGÚN EFECTO EN SU TRABAJO?

Sí, soy muy distraído pero a la hora de componer es útil porque en automático el cerebro aporta opciones de palabras. Es curioso porque Leonardo Da Vinci, Walt Disney y muchos otros artistas han padecido esta enfermedad.

¿QUÉ ES LA TROVA?

El primer trovador fue Guillermo de Poitiers, duque de Aquitania en Provenza, Francia. Con él nació un género que encontró en la poética su característica básica.

¿Y NUNCA QUISO SER POETA?

No, mi contacto fue más bien a través de la poesía vernácula, y en concreto con Chava Flores.

¿Y A QUE LE TIRA CUANDO SUEÑA DELGADILLO?

A la salud, el dinero y el amor. Me gustaría nunca enfermarme y tener más tiempo para lo que me gusta y para quienes amo. Quisiera poderme dedicar a la música por siempre.

EL PRIMER DISCO QUE SE COMPRÓ FUE:

Uno de Kiss, estaba, creo, en sexto de primaria. Siempre me ha gustado el rock.

PERO KISS NO TIENE NADA QUE VER CON LO QUE HACE.

Los escuchaba porque les gustaban a mis amigos. Quería integrarme con mis compañeros, formar parte de un cardumen. La verdad es que no conectaba con ellos, si no mal recuerdo, solo me gustaba una canción.

DESPUÉS SE DESPEGÓ DEL HARD ROCK…

En la secundaria me gustó Queen, pero en la preparatoria conecté con el Canto Nuevo. Asistí a una peña y descubrí a Serrat, Mocedades, Aute, fueron una revelación por la búsqueda armónica y lírica de su trabajo. Por aquellos años me integré a un grupo de folclor latinoamericano y conocí a Los Calchakis o Quilapayún, hasta que llegó a mis manos Rabo de nube de Silvio Rodríguez. Fue mi primer acercamiento con la trova cubana.

¿QUÉ LO HACE BAILAR?

El ron, en las fiestas ya animado me levanto pero en realidad no es algo de lo que pueda fanfarronear.

¿Y EL DEPORTE?

Sí, pero en solitario. Me gusta correr y la caminata, durante un tiempo hice yoga. Jugué futbol pero una vez me dieron un balonazo en la nariz y lo dejé.

¿DESPUÉS DE 25 AÑOS TOCANDO, HOY ES MÁS?

Hay una sabiduría que nos da la experiencia. Soy más viejo porque ya no aguanto las desveladas; tengo más oficio, lo cual me permite ser más asertivo a la hora de elegir. Lo único que ya no hay es la emoción de la primera vez.

Fuente de Informacion:
Héctor González - Milenio

Disqus for fdelgadillo